Incremento continuo con gestión visual kanban

From Scrum Manager BoK
Jump to: navigation, search


La imagen siguiente muestra dónde se sitúa scrum técnico, según lo descrito en "mapa de metodologías":

Scrum estandar en el mapa.png


Su característica principal es el uso de pulsos de sprint, para emplear tiempo prefijado (timeboxing) como motor de avance al ritmo marcado por la secuencia de sprints. La táctica de timeboxing ayuda al equipo a avanzar, al tiempo que mitiga la tendencia habitual a dilatar los tiempos de entrega previstos (v. Ley de Parkinson). Los equipos originales de scrum observados y descritos por Nonaka y Takeuchi Takeuchi & Nonaka 1986 y los principios de la agilidad no prescriben el uso de una determinada táctica para lograr un desarrollo incremental. De hecho también es posible trabajar con un avance constante de las tareas una tras otra, sin empaquetar en incrementos.


Lograr un flujo continuo de tareas sin usar sprints no es fácil porque suelen formarse cuellos de botella que bloquean el avance, mientras en otras áreas del equipo se producen tiempos muertos sin tareas que realizar.

La gestión visual kanban es la técnica más empleada actualmente para regular un flujo de avance continuo en proyectos TIC y de servicios del conocimiento gestionados evolutivamente sin sprints.